Beneficios del cáñamo

Té de cannabis: cómo hacerlo en casa conservando todos los efectos del CBD

Cada vez son más las personas interesadas en los beneficios que puede aportar a la salud el consumo de cannabis, pero algunos prefieren tomarlo de forma alternativa a los métodos más tradicionales. Un ejemplo que a muchos les permite disfrutar de un momento de placentero relax es elegir infusiones a base de cannabis. De hecho, consumir un té de marihuana legal debidamente elaborado puede ser una excelente manera de tomar cannabinoides relajantes como el CBD, presente en dosis considerables en el cannabis legal.

Muchos confían en la creación de infusiones y decocciones de hierbas para asegurar una buena digestión o para facilitar el sueño, pero hoy además del jengibre, la melisa y el laurel existe la posibilidad de contar con un nuevo ingrediente clave que se puede consumir como bebida caliente para obtener un efecto calmante. Los tés e infusiones preparados con cannabis contienen una dosis muy baja de THC, el principio activo psicotrópico presente en el cannabis que provoca un subidón.

En cambio, está garantizada la presencia de CBD, cannabidiol, una molécula de cannabis con propiedades curativas y relajantes, cuya ingesta puede ayudar a quienes padecen trastornos del sueño, a quienes padecen dolor crónico e inflamación, pero también a promover la relajación en personas ansiosas o deprimidas. Consumir una tisana a base de cannabis puede ser, por tanto, una alternativa eficaz a la toma de drogas o una ayuda adicional para aquellos que no se sienten en forma y necesitan una buena dosis de relajación natural.

Además, el consumo por ingestión de marihuana genera efectos diferentes a la ingesta por combustión, ya que cuando los cannabinoides se asimilan con la digestión se produce un efecto retardado (entre 30 minutos y 1 hora) pero, definitivamente, más prolongado en el tiempo ya que los efectos relajantes de una taza de té de cannabis pueden durar hasta 8 horas, ideal para una noche de sueño placentero.

También te puede interesar: Cáñamo comestible, un ”súper alimento”

Té de Cannabis, una bebida espiritual

Las bebidas de cannabis tienen orígenes antiguos, pero en general se consumían en la antigüedad en diferentes partes del mundo con fines rituales y religiosos, obviamente con dosis muy potentes de CBD y THC. La cultura india fue una de las primeras en desarrollar su propia infusión de cannabis, el conocido Bhang, que alguna vez fue la bebida espiritual exclusiva de clérigos y chamanes. Bhang es una pasta hecha de brotes, hojas y semillas de plantas de cáñamo que se mezclaron con leche y ghee (mantequilla clarificada). ¿Por qué el uso de mantequilla y leche? Porque ya en la antigüedad los indios habían descubierto que los cannabinoides no son solubles en agua y por ello es necesario utilizar ingredientes con alto contenido en grasas para poder aprovechar al máximo sus efectos beneficiosos en forma de infusión.

Los beneficios de la ingesta de cáñamo

El cannabis es notoriamente un potente analgésico, incluso la versión legal de las inflorescencias es eficaz para calmar los dolores provocados por estados inflamatorios gracias a su alto contenido en cannabinoides. Es por esto que su consumo es ideal para aquellas personas que sufren de artritis y dolores musculares y quieren experimentar el manejo del dolor más completo y natural posible. El té hecho con cannabis es sin duda un método óptimo de tomar con fines analgésicos debido a sus efectos más prolongados y constantes.

En cambio, la presencia de receptores de cannabinoides en el tracto digestivo hace que el consumo dietético de cannabis sea una verdadera panacea para aquellos que tienen problemas digestivos y sienten el estómago y los intestinos inflamados e irritados. Respecto a la ansiedad y la depresión, podemos asegurar que para muchas personas el consumo de té de marihuana es muy útil para superar momentos de especial estrés y que esta bebida puede ser una válida ayuda para conciliar el sueño nocturno, muchas veces muy problemático para quienes padecen trastornos del estado anímico.

Cómo hacer té con Cannabis

Encontrarás muchas recetas online para preparar té de cannabis, pero a menudo excesiva e innecesariamente elaboradas. Una versión sencilla y rápida consiste en cocer cogollos picados y hojas de cannabis claras con mantequilla durante 15 – 20 minutos a fuego lento, cuidado de no quemar el compuesto o destruirás los preciados cannabinoides en el proceso. Una vez finalizada la cocción, machaca la mezcla obtenida en un mortero y déjala enfriar en un molde de silicona formando una pequeña barra de mantequilla de cannabis que podrás conservar durante mucho tiempo en la nevera o el congelador. En este punto, cuando prepares tu té o tu infusión por la noche, puedes añadir tanta mantequilla como quieras en el agua caliente para disfrutar de una preciada provisión de té de cannabis o tisana cuando quieras.

Nuestros productos

En CBWEED podrás encontrar una amplia variedad de tisanapas de cáñamo, además de las diferentes flores de CBD con las que contamos. Para cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotras/os.

te-cannabis-beneficios

BEST SELLERS

19,90
45,00

GROWERS DEPARTMENT

VALORACIONES

NOVEDADES

Abrir una franquicia

ISCRIVITI ALLA

NEWSLETTER

ISCRIVITI ALLA NOSTRA NEWSLETTER PER RIMANERE AGGIORNATO SU TUTTE LE SCONTISTICHE, LANCIO DI NUOVI PRODOTTI E TUTTE LE NOVITÀ DEL MONDO CBWEED