CBWEED News

Guía para vaporizar Cannabis

La nueva tendencia: los vaporizadores

La moda de los vaporizadores de marihuana se ha afianzado de la mano de la legalización de los dispositivos que se utilizan para vaporizar cannabis, que cada vez son más particulares y eficaces. Varios estudios científicos afirman que la vaporización es una de las alternativas más naturales para consumir cannabis y muchas personas aprecian la inhalación sin combustión, una característica específica de los vaporizadores. Este método de introducir cannabinoides en el organismo está teniendo mucho éxito (en países donde se ha legalizado el consumo lúdico y terapéutico) también porque el vaporizador aparece como una herramienta tecnológica de moda y muy sujeta a las tendencias actuales.

También te puede interesar: ¿Qué es realmente el CBD?

El funcionamiento de los vaporizadores, desde los modelos más recientes hasta los más sencillos, es bastante simple: del cannabis presente en el interior del aparato, se libera vapor gracias a una resistencia que se calienta. De esta forma, se pueden aspirar los principios activos sin que se produzca un fenómeno de combustión real. Los modelos de vaporizadores son realmente variados, tanto es así que algunas herramientas están diseñadas para vaporizar las inflorescencias directamente, mientras que otras se alimentan con concentrados líquidos de cannabinoides.

¿Por qué vale la pena evitar quemar la inflorescencia?

Como hemos dicho, vaporizar permite evitar los efectos secundarios de la combustión, notoriamente nocivos para la salud, tanto que pueden considerarse cancerígenos. Fumar cannabis de la forma más canónica, es decir, liar en papel las inflorescencias y consumirlo como si fuera un cigarrillo, combina la absorción de cannabinoides con los subproductos no deseados de la combustión, que pueden resultar tóxicos con el tiempo (hablamos por ejemplo de hidrocarburos aromáticos policíclicos). La vaporización también está sujeta a la liberación de algunas sustancias nocivas de este tipo, pero de forma muy reducida. Además, hay que tener en cuenta que no someter a temperaturas muy altas los cannabinoides y otras sustancias beneficiosas presentes en las flores, permite asimilar estos principios activos de una forma más pura y eficaz.

Consejos para una vaporización adecuada

Casi todos los vaporizadores modernos están equipados con un regulador de temperatura, una herramienta clave que puede brindarle los mejores resultados o hacer que el proceso de vaporización sea completamente en vano. Para vaporizar correctamente el cannabis es necesario operar a las temperaturas adecuadas. El problema básico es que no existe la temperatura perfecta, sino que de acuerdo a las características del producto que se está utilizando se debe ajustar la temperatura del instrumento. Para algunos será algo relativamente sencillo, mientras que para otros podría crear numerosas perplejidades y desalentar el uso del vaporizador, pues al fin y al cabo, no es agradable pensar que una regulación descuidada de la temperatura pueda alterar la liberación de cannabinoides y causar que el cannabis se desperdicie. Además, los vaporizadores son productos que necesitan un mantenimiento regular, como la buena limpieza de éstos.

Cómo conseguir la temperatura de vaporización adecuada

Para asegurarse de que está ajustando su vaporizador de manera efectiva, necesita conocer su herramienta y examinar las flores con las que dispone. Con una flor muy seca se consigue la liberación de vapores ricos en cannabinoides a temperaturas más bajas y al exagerar con los grados se compromete la liberación de THC y CBD. Con un producto más húmedo, en cambio, se requiere una temperatura más alta para obtener el efecto deseado. Obviamente, lo ideal es tener un cogollo moderadamente húmedo y fresco. No existen pautas estándar sobre cómo ajustar el vaporizador: la teoría dice reducir la temperatura con el material más seco y elevarla con el material más húmedo y la clave es hacer varias pruebas. El rango de temperatura de referencia para vaporizar correctamente el cannabis seguirá estando entre 180° y 215°C, por lo general, un poco de experiencia y algunos experimentos son suficientes para dejarse llevar y aprender cómo ajustar mejor su vaporizador.

Nuestros productos CBWEED

Por suerte, CBWEED acaba de crear STEAMY el vaporizador portátil de inflorescencias que cuenta con: una cámara de calentamiento de cerámica de alta calidad que permite vaporizar las flores obteniendo su máximo rendimiento, 2 filtros de recambio, una pequeña pala para poder introducir perfectamente el material picado en la cámara cerámica, 1 cepillo de limpieza, 1 cargador de batería y el manual de instrucciones. Además, cuenta con 3 temperaturas de vapeo diferentes: 189°, 207° y 215°C.

Ahora, en CBWEED, también contamos con los vaporizadores desechables, con los que podrás disfrutar de todos los beneficios del CBD de un manera más sencilla.

vaporizar-cannabis

BEST SELLERS

19,90
45,00

GROWERS DEPARTMENT

VALORACIONES

NOVEDADES

Abrir una franquicia

ISCRIVITI ALLA

NEWSLETTER

ISCRIVITI ALLA NOSTRA NEWSLETTER PER RIMANERE AGGIORNATO SU TUTTE LE SCONTISTICHE, LANCIO DI NUOVI PRODOTTI E TUTTE LE NOVITÀ DEL MONDO CBWEED