Beneficios del cáñamo

Correlación entre el Cannabis y el sueño: 9 cosas que debes saber

El cannabis es una valiosa ayuda contra el insomnio y los trastornos del sueño, razón por la cual cada día son más los que lo utilizan. Las personas con insomnio crónico también pueden encontrar beneficios en ésta planta, pero las correlaciones entre la marihuana y el sueño son muchas más de lo que la mayoría puede imaginar. Averigüémoslo juntos/as:

1. El CBD y el THC afectan al sueño de forma diferente. Hay varias subespecies de cannabis: algunas con alto THC y bajo CBD, algunas con alto CBD y bajo THC, y otras con porcentajes prácticamente iguales de los dos principios activos. Pero, ¿qué tipo es el más adecuado para promover el sueño? Un estudio de 72 adultos con problemas de ansiedad y trastornos del sueño encontró que 2 de cada 3 mejoraron significativamente usando las cepas ricas en CBD. A pesar de estos primeros datos, es importante señalar que 1 de cada 4 de los casos estudiados han notado, en cambio, un empeoramiento de sus síntomas, por lo que la teoría no puede considerarse totalmente válida.

2. No todas las cepas son iguales. Hay una tendencia general a creer que todas las inflorescencias índicas inducen una sensación de somnolencia profunda, mientras que las sativas tienen un efecto energizante. Esta teoría muchas veces refleja la realidad, pero es preferible no tomarla al pie de la letra, y considerar de primera mano el efecto experimentado a la hora de elegir la variedad ideal para favorecer el sueño.

3. Algunos remedios naturales ayudan a maximizar los efectos sedantes del cannabis. En algunas hierbas naturales como la manzanilla, la lavanda y la valeriana, algunos terpenos están presentes en cantidades muy altas, también detectables en el cannabis. Al combinarlos, es posible aumentar significativamente el efecto calmante y promover un sueño aún más profundo.

Un claro ejemplo son nuestras Tisanapas de Melissa que gracias al efecto del CBD y la melissa conjuntamente, los efectos relajantes aumentan.

4. El cannabis te ayuda a conciliar el sueño más rápido. Además de aliviar el estrés y la ansiedad, el cannabis también te ayuda a conciliar el sueño mucho más rápido. De hecho, puede resultar un aliado valioso para aquellos que luchan contra el dolor, el insomnio, el estrés, la esclerosis múltiple y otras afecciones que interfieren con el sueño regular. En estos casos son especialmente recomendables los aceites de CBD que, a pesar de tardar más en asimilarse, dan un efecto más intenso y duradero.

5. Consumir cannabis antes de acostarse puede causar “resaca”. ¿Alguna vez ha notado síntomas como pesadez, somnolencia, deshidratación, falta de concentración después de tomar cannabis antes de acostarse? Ciertamente no tiene los mismos efectos desastrosos que una resaca de alcohol, pero incluso la marihuana, especialmente si es de mala calidad o si tiene una concentración alta de THC, puede dar una serie de “efectos secundarios” a la mañana siguiente. Para evitarlos, es recomendable elegir solo cannabis certificado, beber mucha agua, comer sano y por supuesto… No excederse.

Pincha aquí para ver nuestra variedad de inflorescencias orgánicas y de alta calidad.

6. El cannabis inhibe la fase REM y los sueños. Una cosa que puede haber encontrado durante un período de consumo regular de cannabis, es la falta de sueños. Los sueños ocurren durante la fase final del sueño, lo que se llama la fase REM. Tomar cannabis antes de acostarse provoca una disminución en la cantidad de tiempo que se pasa en el sueño REM, lo que significa que es mucho más difícil experimentar sueños vívidos.

7. El cannabis te ayuda a respirar mejor. La apnea del sueño ocurre como obstrucciones frecuentes de las vías respiratorias, que pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. No hace falta decir que este problema provoca inevitablemente numerosos despertares durante la noche, pero también somnolencia, dolores de cabeza, cambios de humor o dificultad para concentrarse durante el día. Un estudio de 2002 mostró que el THC tiene la capacidad de restaurar la estabilidad respiratoria al modular la secreción de serotonina. Otra investigación de 2013, por otro lado, llamó la atención sobre el dronabinol, un cannabinoide exógeno que “imita” al THC, ya que es capaz de mejorar significativamente la condición de 15 de los 17 participantes en el experimento.

8. Dejar de tomar después de un largo período puede empeorar. Si alguna vez ha dejado de tomar por completo o ha tomado un breve descanso después de un largo período de uso habitual, sabe con certeza de lo que estamos hablando. A menudo se habrá encontrado dando vueltas en la cama, despertándose con frecuencia y sin poder dormir bien. De hecho, un estudio de 2008 confirmó que la interrupción del consumo habitual provoca un empeoramiento del sueño, con fases REM más cortas y frecuentes despertares. Aunque, también es verdad, que es corto el período de tiempo de adaptación que necesitará su cuerpo para volver a regular los sueños sin necesidad de tomar cannabis.

9. El consumo de cannabis a una edad muy temprana puede causar problemas de sueño. El consumo de cannabis, especialmente antes de los 15 años, podría causar problemas de sueño en la edad adulta. Sin embargo, la investigación realizada en 2014 en 1811 participantes, no pudo determinar si el cannabis realmente empeoraba el sueño o si simplemente las personas con insomnio tenían más probabilidades de consumir cannabis debido a sus efectos sedantes. Se necesitaría más investigación para confirmar o refutar esta teoría.

BEST SELLERS

19,90
45,00

GROWERS DEPARTMENT

VALORACIONES

NOVEDADES

Abrir una franquicia

ISCRIVITI ALLA

NEWSLETTER

ISCRIVITI ALLA NOSTRA NEWSLETTER PER RIMANERE AGGIORNATO SU TUTTE LE SCONTISTICHE, LANCIO DI NUOVI PRODOTTI E TUTTE LE NOVITÀ DEL MONDO CBWEED