Beneficios del cáñamo

Concentrado de CBD, ¿mejor diluirlo en aceite de oliva o de cáñamo?

El aceite con un alto contenido en CBD es ahora un producto reconocido por su capacidad para reequilibrar y dar bienestar a nuestro organismo. En los últimos años, han surgido muchos productos nuevos e incluso el aceite de Cannabidiol se ha vuelto difícil de elegir. ¿Mejor CBD en aceite de oliva o de cáñamo? ¿Y qué pasa con los otros aceites portadores? En este artículo te explicaremos cómo elegir tu concentrado de forma consciente. Cuando esté a punto de comprar concentrado de aceite de CBD por primera vez, preste atención a la etiqueta. Ya hemos hablado de lo importante que es elegir un producto de calidad, controlado y de cultivo ecológico; lo que nos gustaría aclarar en este artículo es qué significa ser mezclado en aceite de oliva, aceite de cáñamo u otros aceites.

También te podría interesar: Guía del aceite de CBD.

Primero debes saber que el aceite de Cannabidiol que se encuentra a la venta en todas partes es el resultado de una dilución en un aceite portador, en la práctica los cannabinoides se mezclan con una sustancia adecuada para acomodarlos y facilitar su administración y dosificación. Es muy importante que este tipo de sustancia no altere en modo alguno las propiedades del extracto, además de esto es posible elegir tipos de aceite portador que implementen la acción del CBD o que sumen otros efectos positivos para el organismo. Entonces, en la práctica, el vehículo puede ser un medio simple de dilución o agregar beneficios al compuesto.

Los aceites más utilizados para las mezclas de CBD

Las opciones más comunes en el mercado con respecto al aceite de CBD están relacionadas con el aceite de cáñamo y el aceite de oliva. ¿Por qué tanta popularidad para estos dos y menos para los demás? Las razones son muchas pero sobre todo derivan del hecho de que ambos son conocidos por ser saludables, por ser puros y cuidadosamente procesados ​​y por contener sustancias muy válidas para el cuidado y equilibrio del organismo. El aceite de cáñamo se extrae de las semillas de cáñamo y el aceite de oliva, bueno, ya sabes… de las aceitunas. Ambos productos son muy comunes hoy en día y están disponibles en cantidades considerables, este factor combinado con la perfecta compatibilidad química con el extracto de Cannabidiol los convierte en excelentes sustancias de unión.

Diferencia entre el aceite de CBD a base de semillas de cáñamo o de oliva

La diferencia entre estos dos aceites es notable en términos de sabor, estabilidad y la capacidad de agregar sustancias beneficiosas al compuesto. Ambos son complementos naturales de ácidos grasos saturados y poliinsaturados (los famosos omega-6 y omega-3) que, sin embargo, están presentes con ratios muy diferentes entre ellos en estos dos productos: la media del cáñamo suele ser de 3:1, mientras que el aceite de oliva es 15:1 (omega-6:omega-3). ¿Qué información nos dan estos datos? Calculando que la distribución más beneficiosa para el organismo, la más equilibrada, debe estar en torno a 3:1, entendemos cómo la excelencia en las proporciones la consigue el aceite de semilla de cáñamo que demuestra ser un excelente suplemento de ácidos grasos. Teniendo en cuenta que una sobreabundancia de omega-6 se asocia a menudo con patologías cardiovasculares, aparición de tumores y enfermedades inflamatorias, es posible deducir que el aceite de semilla de cáñamo es el más adecuado para transportar, aunque esto no convierte al aceite de oliva en un mal portador, sólo que uno menos valioso.

Para aquellos que, en cambio, integran los omega 3 por separado con una dieta dirigida o con otros suplementos específicos, el discurso se reequilibra y los dos productos se vuelven igualmente interesantes. Uno de los problemas que se debe considerar cuidadosamente, es la relativa inestabilidad del aceite de semilla de cáñamo, que debe almacenarse lejos de fuentes de luz y calor y consumirse más rápido, mientras que el aceite de oliva necesita menos atención y se conserva por más tiempo. Hablando del factor sabor, es importante mencionar el sabor particular, casi a nuez del aceite extraído del cáñamo que puede no gustar a todos, mientras que el del aceite de oliva es mucho más aceptado y apreciado. Por supuesto, sin embargo, estos son factores muy personales para evaluar. En cambio, en cuanto a las alergias, son mucho más frecuentes las de las semillas de cáñamo (que van de la mano de las de los frutos secos).

Otros aceites portadores para CBD

Si aquellas de las que hemos hablado son las opciones más comunes, aún debe enfatizarse que las opciones disponibles son diferentes. Por ejemplo, hay muchos productos a base de aguacate, coco fraccionado y aceite de semilla de uva. Si los dos primeros son muy adecuados para mezclar con el cannabinoide, en cambio es cierto que el último no lo es, ya que es muy rico en grasas poliinsaturadas (mientras que el CBD requiere la presencia de grasas saturadas). Una alternativa recientemente evaluada y muy apreciable es el aceite de semilla de comino negro que es un excelente analgésico, antioxidante, antiinflamatorio natural que funciona en perfecta sinergia con el CBD.

Nuestros productos

En CBWEED tenemos una amplia gama de aceites con diferentes bases oleosas: aceite de oliva, aceite de semillas de cáñamo, aceite de semillas de comino negro y aceite de semillas de coco (MCT). Puedes encontrarlos todos en la web y si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotras/os.

aceite-cbd-cañamo

BEST SELLERS

19,90
45,00

GROWERS DEPARTMENT

VALORACIONES

NOVEDADES

Abrir una franquicia

ISCRIVITI ALLA

NEWSLETTER

ISCRIVITI ALLA NOSTRA NEWSLETTER PER RIMANERE AGGIORNATO SU TUTTE LE SCONTISTICHE, LANCIO DI NUOVI PRODOTTI E TUTTE LE NOVITÀ DEL MONDO CBWEED